martes, 22 de junio de 2010

El despertar consciente

En el despertar consciente nos encontramos con cambios físico-químicos del cuerpo. Las glándulas son elementos refinados de nuestra anatomía, puentes de conexión con energías más sutiles. Éstas son vitales a nivel orgánico, pero también desarrollan un papel fundamental en los cuerpos energéticos.
El timo y su evolución es inevitable en esta nueva fase de despertar. Es ahí donde canalizamos energía proveniente del Padre. Su activación llena nuestro organismo de calidez y apertura, de seguridad e integridad. Es mediante esta glándula que nuestro cuerpo se vuelve inmune a energías indeseables. Meditando sobre este punto nos conectamos a la energía de Amor del Padre.
El cuerpo se modifica gradualmente a la nueva frecuencia de Amor y para ello el timo es fundamental. Aumentar la frecuencia implica poder sostener más carga de lo que somos, más esencia de quién YO SOY.
Estamos de enhorabuena, por fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario