miércoles, 30 de junio de 2010

Guardianes de Luz de la Naturaleza

De la luz del sol nace la vida en la tierra, de la prosperidad de la tierra viven todos los seres sobre su superficie, del agua millones de formas de vida evolucionan y gracias al aire somos nutridos con la vida.
La tierra como elemento nos llena de frescor, seguridad, fuerza de vida, Amor incondicional, enraizamiento, celebración, alegría de estar vivos. Nos asegura que la vida es prospera, amorosa, libre.
El Agua clarifica nuestras emociones liberándonos de viejos patrones, celebra la vida con fluidez, frescura, inocencia, impecabilidad. Llena de alegría y entusiasmo.
El Aire como elemento nos bendice con una mente clara, libre de pensamientos que nos atan, trae nuevas formas de pensar, de vivir. Nos trae la energía de vida en otros niveles de nuestra existencia.
El Fuego nos llena de fuerza, vitalidad, pureza. Cálido y poderoso nos introduce en los misterios del alma. Transforma todo lo que ya no nos sirve para dar el salto a un nuevo nivel de consciencia.
La armonía entre todos los elementos la trae el espíritu, la energía del Padre que todo lo anima con armonía.

Estas energías son protegidas por sus guardianes de luz. Es a través de ellos que podemos entrar fácilmente en contacto con los elementos. Su guía y enseñanza nos nutrirá en nuestro camino de despertar. Cada guardián nos impulsa para un contacto íntimo con las fuerzas de la naturaleza que no son más que nuestras propias fuerzas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario