domingo, 12 de septiembre de 2010

No hacer

Las altas frecuencias de Luz van anclándose en el cuerpo físico. Con el constante contacto con energías de sanación, trabajos internos, meditaciones, ceremonias honrando y sanando a la Madre Tierra, etc... Con todo ello se produce un cambio profundo en la energía del caminante. Esas altas frecuencias modifican definitivamente la estructura energética y producen cambios químicos en el cuerpo físico.
Pero todo esto no sin un trabajo interno definido y claro. Desde una intención impecable en dejar los patrones de sufrimiento y victimismo, y asumiendo cuotas de mayor responsabilidad en nuestra energía. Sabiendo que nuestros pensamientos son creadores y que afectan cuando los proyectamos sobre los demás. No más afectar a los demás con nuestros juicios. Reconocer en el otro una parte de lo que Yo Soy.
El proceso es simple, ¿a quién has entregado tu poder?, ¿por qué lo has entregado?¿qué recibes a cambio por ello?. No hay nada que no puedas recibir a través de  tu propio SER.
La manifestación de tu Presencia Divina esa es la Realidad. En realidad no tienes que hacer nada, hay que apartarse. No impedir que fluya la energía. Por eso el acto de la sanación es sanador para el que lo practica. como decía OSHO"Cuanto menos estés mejor acontecerá la Sanación".
Así, haz muchos no-haceres para que fluya lo que realmente eres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario